El dinero no lo es todo para sus colaboradores

Escrito por: Jorge Martel

El dinero no lo es todo para sus colaboradores

Con niveles de compromiso más bajos que nunca, muchas empresas enfrentan grandes desafíos para motivar a sus colaboradores.

¿Es suficiente aumentar los salarios? ¿Ofrecer más beneficios? ¿Más flexibilidad en horarios?

Muchos factores influyen en la decisión a tomar, entre ellos el contexto socioeconómico del rubro donde esté la empresa.

No obstante, una tendencia que está tomando forma cada vez más firme es el reconocimiento al trabajo como un motor de motivación más eficaz que el aumento de sueldo.

El dinero no hace la motivación

¡Claro que el salario cuenta! Ningún trabajador espera que se le pague mal o de manera deficiente.

Un mal salario es una de las razones por las que los trabajadores se van de una empresa.

Pero es sólo una expectativa.

Ciertamente, en países con economías débiles el salario prima sobre otros factores como bienestar laboral o calidad de vida.

Pero en economías robustas o en crecimiento, los aumentos salariales pasan a competir con otros incentivos. Tanto así, que en algunos el efecto de un aumento de sueldo sobre la motivación solo dura de dos a tres semanas.

La premiación y recompensa en las empresas pasa a ser tan importante como el aumento de sueldo, como lo evidenciaron 200.000 trabajadores de todo el mundo que indicaron que lo que más los motiva a quedarse en sus trabajos era ser reconocidos, ¡muy por delante del salario!, que quedó en el octavo puesto. Otro estudio realizado por Glassdoor en el tercer trimestre de 2015 revela que 4 de cada 5 trabajadores (79%) preferiría mejores beneficios e incentivos, tanto nuevos como adicionales, antes que un aumento de sueldo.

Otra encuesta demostró que la atención que los gerentes les prestan a los colaboradores, o la posibilidad de que estos asuman funciones gerenciales eran factores tan eficaces como una prima, un aumento de sueldo o la obtención de opciones sobre acciones. Es más, 67% de los trabajadores consultados considera que las felicitaciones provenientes de un responsable jerárquico son la mejor fuente de motivación, ¡muy por delante de las propuestas financieras y las recompensas no financieras!

El éxito está en la diversidad

El tipo de beneficios para trabajadores que estos prefieren varía dependiendo del perfil del trabajador y/o de las características de cada país.

De acuerdo a un estudio en cinco países que realizó Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos en 2016, se pudo constatar que el acceso a capacitación, licencias de paternidad, programas de motivación flexibles y eficaces, tenían más adeptos que el mero beneficio financiero.

Pero la gama de beneficios puede ser muy amplia. Entonces, ¿cómo elegir lo que más le conviene a los trabajadores de la empresa?

Expertos en el mundo laboral concuerdan en que la característica primordial para el éxito de estos programas reside en su adaptabilidad laboral. Es decir, adaptarse a las necesidades de cada individuo y ofrecer la posibilidad de que ellos mismos elijan esa recompensa.

La fuerza laboral de una empresa es muy variada en edades, orígenes, realidades socioeconómicas, personalidades y objetivos personales.

Lo que es un beneficio laboral para colaborador junior recién contratado dista mucho de las prioridades para un ejecutivo senior que trabaja hace años en la misma compañía. El primero podría preferir un programa que lo ayude a pagar su crédito universitario, mientras que el segundo podría encontrar más atractivas unas vacaciones u ofertas ligadas a mejorar la salud de su familia.

 

¿Cuánto debería invertir su empresa en alimentación?

 

El tamaño no importa

Las nuevas demandas en beneficios laborales están motivando a las empresas a ser más flexibles y a ser más creativas en sus ofertas de reconocimiento laboral.

Un buen programa de motivación puede aumentar el rendimiento de un equipo en 44% y el compromiso de los trabajadores en 2%, atrayendo, al mismo tiempo, a los mejores talentos hacia la empresa, según resultados de un estudio de la Incentive Research Foundation.

El reconocimiento también contribuye a la cultura empresarial, ya que refuerza el sentimiento de pertenencia que el trabajador tiene con respecto a la empresa. Desde este punto derivan toda una serie de beneficios a largo plazo, como la mejora en el compromiso, en la moral, la fidelidad y la productividad de los trabajadores. Esta alza en la productividad puede incluso llegar a 30% si los miembros de un equipo reciben una felicitación diaria.

Esto funciona tanto para mejorar la calidad de vida laboral en las Pymes como en grandes empresas. Tanto así, que a las Pymes que implementaron este tipo de programas el reclutamiento se les hizo 74% más fácil, su productividad mejoró un 88% ¡y su volumen de negocios aumentó en 71%!, según una encuesta internacional realizada por Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

A reconocer se ha dicho

Al implementar un programa de reconocimiento laboral, la empresa demuestra estar en sintonía con las expectativas de sus trabajadores y refuerza su compromiso con ellos.

Asimismo, las nuevas realidades y tendencias en beneficios laborales y calidad de vida están obligando a las empresas a ser más flexibles y a tener más creatividad en sus ofertas de reconocimiento.

Cuánto debería invertir su empresa en alimentación?

Comentarios