¿Cómo pueden las ONG atraer y retener a los mejores talentos?

Escrito por: Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos

¿Cómo pueden las ONG atraer y retener a los mejores talentos?

Las grandes empresas y las dependencias gubernamentales pueden representar la mayor parte de las economías nacionales, pero no se puede negar la importancia de los aproximadamente 10 millones de organizaciones no gubernamentales (ONG) que están presentes en todo el mundo.  En 2012, 11,4 millones de personas de EE.UU. trabajaban para más de 1,4 millones de ONG, mientras que Europa tiene 148.000 fundaciones de beneficio público, que gastan unos 60 mil millones de euros al año.

Por su parte, el Reino Unido cuenta con unas 168.000 organizaciones benéficas, que emplean a 1,1 millones de personas. Las clasificaciones de las ONG varían ciertamente de un área a otra, pero el panorama general es claro: este sector es ahora un actor principal en el mercado del trabajo.

Todo esto lleva a plantear una pregunta: ¿Cómo pueden las ONG competir por el talento, especialmente cuando sus salarios base son normalmente más bajos que los de las empresas?

 

El deseo de marcar la diferencia...

La respuesta consiste en ofrecer un significado real a la jornada laboral de los colaboradores. Para muchos jóvenes, la búsqueda de un propósito y la oportunidad de marcar la diferencia, tanto en la vida de otras personas como en el medio ambiente, son factores poderosos en sus decisiones de carrera. “Salven el planeta” puede haberse convertido en un cliché, pero sus ideas subyacentes resuenan a través de una generación más joven con apetito por el cambio.

La búsqueda de un propósito que lleva a cabo la generación más joven está relacionada con su deseo de comprender el entorno socioeconómico, los objetivos que se les asignan y de traducir todo en acciones concretas”, explica Céline Foireau, secretaria general de WWF Francia. “Muchos de ellos insisten, además, en la importancia del espacio de trabajo, las relaciones humanas, la cooperación interna entre equipos y la ética. Están dispuestos a involucrarse, pero también buscan horarios de trabajo flexibles y movilidad”.

 

...y la voluntad de reducir las expectativas salariales

Sin embargo, ese deseo de producir un cambio, y de ver a la carrera como una oportunidad para ayudar a personas o lugares en necesidad, generalmente tiene un precio. Para los colaboradores, dar un sentido a sus días de la semana se refleja en la voluntad de reducir sus expectativas salariales. Según un estudio realizado en  EE.UU., los Millennials recibirían un recorte salarial de 7.600 dólares a cambio de una mejor calidad de vida laboral, en términos de un trabajo con mayor propósito, cultura de empresa, equilibrio entre vida profesional y vida personal o de desarrollo profesional. Y dada la naturaleza de sus misiones, las ONG ciertamente cumplen con algunos, si no con todos, de estos diferentes criterios.

 

La necesidad de profesionalismo

Sin embargo, a pesar de esta coincidencia complementaria de oferta y demanda, las ONG no pueden darse el lujo de ser complacientes. Cuando se trata de reclutar y retener Millennials, muchas de ellas necesitan aumentar su nivel de profesionalismo en términos de gestión de personas si quieren inclinar la balanza a su favor. El propósito puede ser un factor determinante en la elección de carrera, pero el paquete de compensación general también tiene un papel que desempeñar.

En vistas de esta situación, las principales ONG deberían buscar formas de construir sus salarios básicos de manera eficiente. Una investigación realizada en Estados Unidos revela que las ONG utilizan cada vez más bonificaciones modestas e incentivos grupales para lograrlo. Los arreglos de pensiones y las bonificaciones por referencias para incorporar nuevos colaboradores también mejoran un paquete general, mientras que los cursos de capacitación que ayudan a desarrollar perspectivas de carrera entre los colaboradores y la flexibilidad en el trabajo para mejorar su equilibrio entre vida profesional y vida personal también aportan un valor real.

 

Beneficios rentables

Al mismo tiempo, las políticas de beneficios e incentivos también tienen un papel que desempeñar para atraer y retener al personal talentoso. Los programas de bienestar que ayudan a los colaboradores a lidiar con situaciones a veces estresantes, ya sea a través del ejercicio, la nutrición, el asesoramiento u otras actividades de apoyo, son una forma efectiva de impulsar el compromiso. La investigación realizada por organizaciones líderes ha demostrado la importancia de brindar ese tipo de apoyo.

Sin embargo, no deberían ser el único objetivo de dichas políticas. La gestión motivadora y justa contribuye al reconocimiento, al tiempo que fomenta la responsabilidad y el trabajo en equipo. “Ahora bien, una política sólida de beneficios e incentivos debe ayudar a los colaboradores a superarse, trabajar éticamente y a celebrar la finalización de un proyecto”, explica Céline Foireau, secretaria general de WWF Francia. “Los incentivos son el reconocimiento de la fuerza interna que es la motivación, que se brinda mediante la atención constante al compromiso de los colaboradores con el éxito de la empresa y sus valores”.

El desafío que enfrentan muchas ONG en la actualidad consiste, por lo tanto, en diseñar una política que proporcione el reconocimiento, pero que al mismo tiempo ofrezca beneficios que alivien la presión de trabajar en el entorno de las ONG. Y a falta de respuestas fáciles, los expertos externos ciertamente pueden ayudar.

 

***

Box 1: Información de WWF - Entrevista a Céline Foireau, secretaria general

  1. Con una competencia feroz para reclutar y retener talentos, ¿cuáles son, en su opinión, los mejores recursos disponibles para las ONG y para otras organizaciones caritativas?

El recurso principal es, ante todo, el compromiso con una causa ambiental, con un objetivo a largo plazo, así como la participación activa en el desarrollo de condiciones de vida dignas para las generaciones futuras. Este trabajo, realizado en el marco de la responsabilidad social corporativa, destaca el desarrollo sostenible. Se trata de un objetivo que no se puede lograr sin un trabajo ético, respaldado por expertos. Para cumplir esta misión, el uso de herramientas digitales es fundamental. Mostrar las capacidades de innovación y creatividad para adaptarse a los cambios socioeconómicos de los colaboradores es importante. Estas condiciones de trabajo y este clima pro-compromiso buscan fomentar el diálogo entre un público científico y los expertos, para que todos puedan beneficiarse de un diálogo fructífero.

  1. A menudo escuchamos que los graduados buscan carreras que tengan un propósito. Sobre la base de su experiencia con jóvenes talentos, ¿qué tan importante es lo significativo para ellos? ¿Esto puede aprovecharse para el reclutamiento?

La búsqueda de un propósito que lleva a cabo la generación más joven está relacionada con su deseo de comprender el entorno socioeconómico, los objetivos que se les asignan y de traducir todo en acciones concretas. Muchos de ellos insisten, además, en la importancia del espacio de trabajo, las relaciones humanas, la cooperación interna entre equipos y la ética. Están dispuestos a involucrarse, pero también buscan horarios de trabajo flexibles y movilidad.

Un plan de acción estratégico e interno para atraer y reclutar talento basado en estos elementos es indispensable.

  1. Además del salario, ¿qué importancia cree que tienen las políticas de beneficios e incentivos, incluso las más modestas, para mantener a los colaboradores comprometidos con una organización como la suya?

El reconocimiento a través del salario funciona, pero debe combinarse con la apreciación diaria de la gestión de proyectos. Este tipo de política debe reconocer el involucramiento personal y la vocación, aportados por un buen conocimiento de los desafíos de la empresa.

La gestión motivadora y justa contribuye al reconocimiento, al tiempo que fomenta la responsabilidad y el trabajo en equipo. Ahora bien, una política sólida de beneficios e incentivos debe ayudar a los colaboradores a superarse, trabajar éticamente y a celebrar la finalización de un proyecto. Los incentivos son el reconocimiento de la fuerza interna que es la motivación, que se brinda mediante la atención constante al compromiso de los colaboradores con el éxito de la empresa y sus valores. Por último, pero no por eso menos importante, se deben recompensar los resultados individuales o colectivos con bonificaciones excepcionales y facilitar el desarrollo de habilidades y conocimientos a través de la capacitación.

***

Enlaces:

Organizaciones de beneficio público en Europa

Hechos y cifras de las ONGE

 

Comentarios




Suscríbete a nuestro blog