Qué hacer para que tus colaboradores produzcan más durante su jornada laboral

Escrito por: Rodrigo Fuentes

Qué hacer para que tus colaboradores produzcan más durante su jornada laboral

Desde imitar las prácticas del país del mundo donde menos horas se trabaja, hasta inspirarse en los métodos de la nación con uno de los índices de mayor productividad del planeta. Sigue leyendo para saber qué hacer para salvar la jornada laboral en tu empresa.


Somos uno de los países que más horas trabaja en el mundo. Lo dice la OCDE y, probablemente, muchos trabajadores al momento de excusarse de sus labores. Sin embargo, esta posición no se condice con nuestros niveles de productividad.

Según la experiencia de los países más desarrollados, que a su vez están conformados por trabajadores que gozan de gran calidad de vida, producen más y sienten mayor motivación por sus empresas; la clave está en fomentar espacios donde haya una comunicación directa y fluida entre los colaboradores.

Esto, desde el punto de vista de los empleadores, no es más que abocarse a propiciar ambientes laborales donde se practiquen estilos de vida saludables, siendo esto clave para la felicidad de los trabajadores, y cómo estos se sienten respecto de los valores de su empresa y son cada vez más productivos al interior de ésta. 

La habilidad alemana

Creemos que mirar lo que hacen los países líderes en la materia podrá darnos una muy buena idea al respecto:

Según un reciente reportaje de Forbes, los alemanes -que tienen jornadas laborales de sólo 35 horas semanales, conformando la nación que menos trabaja del ranking OCDE- son capaces de producir tanto como para ser el país que todo el mundo está mirando en materia de rendimiento laboral.

Esto, ha sido consecuencia de una mezcla de factores que no sólo tienen que ver con su idiosincrasia, sino que también con dar un valor extra a la vida privada. Porque más allá de la creencia de que los germanos son fríos en materia social, la verdad es que más bien constituyen una sociedad que focaliza las tareas, respetando el hecho que esté prohibido el uso de redes sociales y tratar temas personales en horario hábil.

Por otro lado, en el modelo de trabajo alemán los colaboradores consultan directamente todos los temas con sus superiores, evitando perder tiempo conversando antes con intermediarios que, además, no tienen el mismo interés o urgencia en traspasar el mensaje. Así, la información fluye directamente y en el menor tiempo. 

La felicidad holandesa

En los ranking mundiales de productividad, siempre figuran países nórdicos como Finlandia, Noruega y Dinamarca, que además gozan de las jornadas laborales más reducidas del orbe. Sin embargo, Holanda -que integra el top ten de estas mediciones- es también una de las naciones líderes en felicidad, y por esto es tan valioso rescatar su experiencia.

Según The Independent, uno de los grandes motivos de la felicidad y productividad holandeses es la cantidad de horas que sus trabajadores dedican a la actividad física. Y, claro, considerando sus jornadas laborales, la ecuación funciona. Sin embargo, esta medida también tiene que ver con la preocupación de las jefaturas por el cuidado de la salud de sus colaboradores.

Por esto, para motivar la productividad en nuestra oficina, una buena alternativa sería disponer de mayor flexibilidad horaria para aquellos colaboradores que practiquen algún deporte tres o cuatro veces a la semana. Asimismo, fomentar el estilo de vida saludable así como las sanas costumbres, como por ejemplo, el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Conclusión

No hace falta esperar que cambie la legislación laboral actual para promover cambios de conducta en nuestros colaboradores respecto de cómo ocupan su tiempo durante la jornada.

Lo importante es encontrar espacios de trabajo donde poder motivar la comunicación directa y fluida entre los miembros de un equipo, generando situaciones más propicias para la productividad, y de paso generando un mayor compromiso en cada uno de los trabajadores.

Asimismo, el cambio de conducta tiene que ver con atribuirle un valor extra a la vida privada, por medio del fomento de la vida sana y la actividad física, de paso pudiendo incidir en más demostraciones de un estilo de vida saludable de los colaboradores, como el hecho de transportarse de la casa a la oficina -y viceversa- en bicicleta.

Ebook la importancia de motivar e inspirar a tus colaboradores

Comentarios